Alan de Aquino: Collage filosófico literario

Alan De Aquino (Ciudad de México, 1982)

Realizó estudios en filosofía y fotografía en la Universidad del Claustro de Sor Juana y de psicoanálisis en el Centro de Estudios Psicoanalíticos Mexicano. Su inspiración proviene de estas disciplinas, así como de la literatura, la música, el cine y el arte. Ha trabajado como editor y redactor en publicaciones como Revista Marvin, Revista Kuadro y Publicidad Ambulante, donde se ha desarrollado como crítico cultural. Actualmente se dedica al marketing y a la publicidad, actividades que le brindan soporte a su actividad artística.

Desde muy joven encontré un refugio en la expresión artística, una especie de catarsis que me dio un lugar en el mundo

Alan de Aquino

Entrevista

¿Cómo nace tu proyecto y por qué elegiste la expresión collage?

Desde muy joven encontré un refugio en la expresión artística, una especie de catarsis que me dio un lugar en el mundo. Contaba cuentos, después empecé a escribir poesía, hacer música, pintar, fotografía, video arte/ cortos y hacer collage que es lo que hasta hoy me mantiene cuerdo y creativo. Solía hacer collage tradicional, hasta este año a causa de la pandemia comencé a incursionar en lo digital.

¿Cómo es que surge tu proceso creativo, es decir, el paso de una idea a plasmarla en la obra?

Tengo diferentes formas de llegar al punto de generar algo que se transforme en obra. Puede ser a través de la lectura, muchas veces el texto se transforma en imágenes. Otras tengo visiones sobre algo que empiezo a explorar hasta que se convierte en algo, a veces es más provocado lleva una intención específica, otras es más libre y puede surgir algo inesperado. Lo curioso de trabajar collage digital es que puede partir de una idea específica, pero depende de que imágenes encuentre en internet, entonces puede acabar siendo muy diferente a mi visión.

¿Crees que la creatividad en cualquiera de sus manifestaciones artísticas provoque un cambio social?

Definitivamente. Quizá no a gran escala, pero sí que puede incidir en la vida de algunas personas, y eso genera un cambio, una transformación. El arte tiene el poder de transformar la vida de quien lo hace, pero también de quien lo recibe. Y esto puede ser de muy diversas formas, el cambio social no sólo es de un modo específico, sino que satisface diferentes necesidades que muchas veces no sabemos que están ahí. Pero es el poder de la expresión, que retumba en diferentes ecos y llega hasta donde se le preste atención. 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s